lunes, 22 de diciembre de 2008

El engaño de la Subestación.

En la última campaña electoral todos fuimos testigos del linchamiento al que se sometió a Izquierda Unida por el tema de la Subestación de Sta María. Esta oportunidad no pasó inadvertida para héroes de boca grande y manipuladores sin escrúpulos que veían en el asunto un botín electoral de primer orden. Ya saben de quienes hablamos.
Una campaña ecologista promovida por el PP –sí, están leyendo bien, por el PP- que aseguraba paralizar la subestación en el PRIMER PLENO que se celebrase cuando ellos gobernaran, o incluso firmas ante notario asegurando la supresión de la misma, no hicieron más que llenar a los vecinos de Sta María de unas ilusiones que jamás podrían ver cumplidas.
¿Por qué decimos esto? Porque el PP de Asturias, el de Ovidio y Gabino, apoyó en el parlamento autonómico el llamado “anillo energético” del centro de la región que conlleva la construcción de once subestaciones más. ¿Por qué se iban a oponer a la de Sta María? Humo. Todo humo para los pobres vecinos.
No obstante, una vez ganadas las elecciones necesitaban hacer algo, un gesto. ¿Qué hubo? Nada. Silencio sepulcral hasta que, despechados por la oposición vecinal a la privatización del agua, convocaron el tan ansiado pleno de la Subestación.
¿Iban a paralizarla? NO, NO y NO. Simplemente se lavaban la cara ante los vecinos enviando al Consejo Consultivo la documentación para que éste dictaminara si había algo ilegal en el convenio entre el Ayto de Grado y REE. Otra espera más para los de Sta María.
Pero la cosa no queda ahí. Resulta que un mes más tarde, el Consejo Consultivo responde. ¿Había ilegalidad? ¿Se paralizaba la subestación? Otra vez NO. Pero ¿por qué? Pues muy fácil. La ineptitud de estos gobernantes llega hasta tal punto que para solucionar el punto “buque insignia” de su programa se permiten el lujo de enviar la documentación MAL por lo que el Consejo Consultivo no puede ni pronunciarse.
Ahora el tema está en que respondan a dos preguntas: ¿Fue un fallo? En ese caso tendría delito no haber afinado bien en un tema tan clave para el pueblo. Y si no fue un fallo, ¿acaso lo hicieron para ganar más tiempo y SEGUIR SIN DAR UNA RESPUESTA A LOS VECINOS DE STA MARÍA?
Como dice el título de una película “Pidámosle cuentas al Rey”.
IU de Grado.

1 comentario:

carlos dijo...

El PP es como el PSOE un partido sin ideología, son versiones "liberales" del sociolismo y el franquismo, respectivamente, y opinan de cada tema no en orden a unos principios o finalidades, sino por pura conveniencia de intereses económico-personales, casi podríamos decir que actúan por "interés variable" como los créditos de los bancos. Resulta evidente que el PP y Aigras se hacen los ecologistas si les interesa, pero creéselo resulta un tanto ingenuo viendo los planes del PP ( y PSOE) a nivel europeo, nazional y regional: apuestan por un modelo energético caduco, que continúa aumentando la oferta para subir el consumo de energía sin parar, lo que supone más líneas de alta tensión atravesando la región de norte a sur y de este a oeste, regasificadoras, 8 nuevas centrales de ciclo combinado, aerogeneradores a mogollón, etc. Todo ello sin cerrar térmicas ni hacer nada por reducir el consumo. Dentro de este plan, que consiste en producir más energía en asturias, que ya produce más energía de la que consume, para luego llevarla donde se necesite, contradiciendo toda lógica ecológica y productiva, se enmarca la subestación de Santa María. En este sentido, los vecinos de Santa María pueden aparecer como ecologistas, igual que el PP y Aigras por oponerse a este punto. Nada más lejos. Los vecinos lo que no quieren es que la subestación la pongan en su pueblo, pero no se hubiesen movilizao si la pusiesen en el otro extremo del concejo. Los partidos mayoritarios igual, reconocen con el tiempo que sólo la quieren cambiar de sitio. Ni pp, (ni aigras, en grao) ni psoe se oponen a esta estrategia de las eléctricas. No tienen alternativa a este modelo productivo. Sólo quedaría IU, en cuyas filas se incluyen "Los verdes", para explicar este despropósito y oponerse a él. Que lástima, que en Grao sea imposible. Que Iu no haya defendido una postura consecuente, y se haya vendido a una subestación que no cuenta con la aprobación de los vecinos, y todo por hacerle el favor a Tini que ya no sabía dónde ponerla, a ver si así nos llevamos bien con el Gobierno regional y nos da algo a cambio. Home no me jodas!! Iu debería rectificar su postura cuanto antes, ante nosotr@s, ante l@s vecin@s de Grao, porque hasta entonces todo lo que digais de la Subestación suena a hipocresía paternalista. Fuisteis vosotros quienes dejasteis sólos a los vecinos, quienes os negásteis a explicar en pleno el tema como se merecía, quienes abandonasteis vuestra posición natural por otros intereses más personales y partidarios. A tiempo estais, si de verdad pensais en el futuro. Rectificar, o callar sobre este tema.